// Pulsa donde veas bien hacerlo //

viernes, 20 de mayo de 2011

INFO petróleo. Por Sol

1.1 Oferta

El gráfico 1 muestra el declive de los nuevos descubrimientos de petróleo

convencional en un contexto de aumento del consumo. La curva de nuevos

descubrimientos alcanzó su techo en 1964, tal como muestra el gráfico, y ahora tiene

una caída tendencial de alrededor del 5% al año. Desde finales de la década de los 70

(periodo en el que se descubrió el petróleo del Mar del Norte y los yacimientos

supergigantescos (más de 2.000 Mb) de la bahía de Prudoe en Alaska y el Cantarell

en Méjico) no se han descubierto yacimientos de este tipo y los gigantescos hallados

tienden a cero. Cuando el petróleo nuevo decrece y el consumo aumenta, se llega a

una situación en la que el primero no puede ya satisfacer la demanda, por lo que hay

que utilizar cantidades crecientes de petróleo antiguo y las reservas disminuyen,

siendo este proceso el principio del agotamiento. Este fenómeno se inició en 1981 y el

desfase entre petróleo descubierto cada año y el consumo no deja de crecer y ello

supone que dependemos de forma creciente de los yacimientos supergigantescos que

vienen siendo explotados desde hace décadas.

Gráfico 1: La brecha creciente

Fuente: ASPO Newsletter, 2009 abril

Dependemos del petróleo de los yacimientos gigantescos que se descubrieron hace

más de 50 años. El 70% del petróleo proviene de yacimientos de más de 30 años.

Según un estudio del USGS (servicio geológico de EE UU) de 2007, los 20

yacimientos más grandes aportaban el 27% de la oferta mundial y tenían una vida

media de 50 años. De ellos, 4 se encontraban en el techo y el resto en diferentes

fases postecho (con ritmos de extracción entre el 85% del techo y menos del 50%). 14

de ellos bombean cada uno por encima de 0,5 Mb/d, satisfacen el 20% de la demanda

y tienen una edad media de 55 años. Unos 110 yacimientos con una capacidad de

bombeo superior a 100.000 b/d cada uno suministran el 50% del petróleo. Mientras

que 70.000 yacimientos completaban la otra mitad de la oferta. Ello indica que los

yacimientos nuevos son cada vez más pequeños y una característica de los mismos

es que se agotan rápidamente (Figenschou y Simmons, 2008).

Por otro lado y según el informe de la AIE World Energy Outlook 2008, el ritmo de

agotamiento se incrementa a medida que se va avanzando en las fases de declive de

los yacimientos. La tabla 2 muestra los ritmos de agotamiento en las fases 1 y 2

3


No hay comentarios:

Publicar un comentario