// Pulsa donde veas bien hacerlo //

sábado, 23 de julio de 2011

23 julio 2011

suena el día, y el aire no se lleva.

los zumbidos no dejan de crecer.

las decisiones se vuelven imposibles.

la información no deja de correr

tenemos cuerpos y almas desnudos, abiertos

la locura

nos sube por los pies

no siempre redentora

no siempre profética

no siempre alentadora

sin embargo

cuando el emperador está desnudo y la gente lo sabe

¿aún quiere demostrar su desnudez?

Entonces la locura

no siempre poética, no siempre

detentadora de derechos más altos

hace que hasta el emperador y sus secuaces estén hartos

diciéndose a sí mismos:

alto, Houston,

tenemos un problema

que no sólo nosotros podemos resolver.


*******

Es difícil de contar, pero no imposible

el cuento del emperador, del gran pez.

Ya lo dijo un poeta:

ligeros, como los hijos de la mar

alegres

como harina de otro costal

dispuestos,

como peces que saben que si el agua está contaminada

no se pueden curar

pero tampoco se puede curar el agua

si es el pez

quien no nada

feliz como simple mortal esperanzado, esperanzada.

******** ¿Vacaciones? ¡Vaya crisis y qué sol!

La gente buena

siempre sabe lo que sueña. *******************

Fin de esta entrada.