// Pulsa donde veas bien hacerlo //

sábado, 9 de abril de 2011

arit nemodot: Compañía La escalera de Tijera presenta...EL CIRCO DE LA CIENCIA, ESPECTÁCULO TEATRAL

crítica teatral

EL MÁS SUPER DIDÁCTICO - EL CIRCO DE LA CIENCIA, DONDE LA CIENCIA SUCEDE... ANTE TUS OJOS, Y TAMBIÉN, Y A RAUDALES, LA MAGIA DEL TEATRO...

¿Qué?: Un espectáculo infantil en el mejor sentido de la palabra, que es muy bueno. Donde los payasos hacen reir, los magos sorprender, los directores de circo impresionan (Yee... guay), los profesores hacen estudiar a los niños, y una de esas niñas, Alicia (esta escuela va a acabar conmigo, se queja el profesor Don Hipólito, llegando a exclamar frases duras para un docente, como : tú no sabes ni vas a saber nunca...) Sin excesivas victimizaciones, la estupenda protagonista Alicia (nombre previsible para quien sabe ser ayudante de pista del mejor modo posible, a lo largo de la trama onírica de la obra), sin apenas apearse de su delantal, encuentra un coro, un cuerpo de baile, un elefante invisible destroza latas, mil trucos con globos y, de todos ellos... halla una explicación científica, que, como dicen por ahí, no sólo es verdadera sino que además es cierta: la magia de la ciencia, en fin, pues todo lo que cumplen lo prometen esta estupenda unión de tres actores realmente muy dotados bajo el nombre de La escalera de Tijera.

3 actores excepcionales: Pedro Monroy, Roberto Calle y la ya mencionada Chus Mayo, que ha conseguido, tras la pequeña hazaña victoriosa que supuso Medea Material con su propia compañía, integrarse y aportar nuevamente su saber hacer con dos compañeros que manejan la vis cómica con una mezcla conmovedora de ingenuidad y madurez, inaugurando virtuosismo según avanza el número de representaciones de la obra. Esperemos que dure en los carteles.

Les recomiendo ir a verla, si pueden, aunque les cueste su dinerillo: no sólo los niños, tb las mayores tienen derecho a saber disfrutando, y derecho a saber, a secas. (Yo repasé más a gusto que nada y me encantaron las demostraciones). Felicitaciones especiales a técnicos de iluminación y al equipo docente o los docentes que guiaron la composición didáctica: así es fácil, hasta para un adulto bastante tonto para el tema y muy de letras, entender asuntos como la presión de los gases. Un bravo entusiasta a la puesta en escena de los actores, ayudantes de pistas sonoras y a todo el que haya hecho posible la magia inmutable de esta obra. Decorados eficaces e inspirados ayudan en todo momento a conseguirla, como en cualquier truco de magia, así como un uso inteligente y no absurdo de los medios técnicos audiovisuales empleados, para satisfacción de infantes de todas las edades. ¡Un rendido gracias, BRAVO! y ¡FELICIDADES!


ARIT NEMODOT

No hay comentarios:

Publicar un comentario