// Pulsa donde veas bien hacerlo //

miércoles, 12 de diciembre de 2012

Otro poema


Estamos en el sol, señores míos.
Es un poder absoluto, y hace daño a la piel.
Es un poder absoluto, y derrite la tierra blanca de los mares del sur, de los mares del norte.
Ël no va a esperar por vosotros: aprended solos a esconderos mejor.
Él no va a esperar por nosotros, apreandamos todos a escondernos mejor
entre las sombras del bosque para poder cazar sin ser vistos
como verdaderos guepardos, los reyes de la noche. 

publicado diciembre 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario